domingo, 29 de abril de 2012

Ya nada será lo mismo...



Te miré a los ojos
y no vi nada del ayer.
Todo estaba vacío,
todo  se había olvidado.
Tus recuerdos eran
cual carcasas de crisálida,
frágiles y huecos.
Yo aún los conservo,
una parte vivida de mi,
un poco de mi yo,
un retal de llantos
y otro más de sonrisas,
de tardes celestes
y noches oscuras,
sin arrepentimientos,
sin reproches,
sin dudas.

sábado, 28 de abril de 2012

Ya no busco tus huellas...



Cansada de andar tras alguien
que sus huellas quiere borrar,
yo no ansío perseguir,
sólo quiero libertad.

Es por ello que hoy, hermano,
te dejo volar en paz
y continúo en el camino,
por si decides regresar.

Igual soy, igual siento,
espero en el mismo lugar,
me quedé en la vereda,
en la que me quisiste dejar.

Si las palabras que escuchas
de mi te hicieran dudar,
acuérdate de los juegos
y las risas sin parar,
de las tardes, de las siestas,
las caricias, besos y demás
y verás que esas dudas,
poco a poco cederán.

Creo que aún lo sientes
y no lo puedes negar,
pero tus ojos son ciegos
que no quieren ni mirar,
siendo tu corazón un sabio
que algún día vencerá.

...y mientras sentada espero,
sin nada que esperar,
pues aún hay esperanza,
que está entera, sin minar.

No me aferro al ayer,
ni tus pasos quiero buscar,
espero en el mismo sitio,
por si quieres arribar,
con las manos extendidas
por si las quieres tomar.

viernes, 27 de abril de 2012

Tan cerca, madre...



La he visto tan cerca, madre,
que mis ojos tienen miedo,
a verla de nuevo sola
junto a tu cara de cielo.
Con sus pasos temblorosos,
al igual que un sucio perro,
se pasea por la sala
arrastrada por el suelo,
esperando a que la vida
se quiebre cual espejo.
Su sonrisa te ha mostrado
mientras tu corazón preso
latía silencioso
muy adentro de tu pecho.
Con los ojos escondidos,
vestida toda de negro,
te arrebata cruel la vida
como un joven ladronzuelo.

jueves, 26 de abril de 2012

Madre Tierra

Se escapa el aliento de mi boca
como grito enfurecido por el tiempo
de dolor desgarrado de mi pecho
que te mira, te ama, te toca.

Han fraguado sus arrugas
mis pensamientos en la noche,
entornando los ojos como
si de un sueño eterno se tratase.

Te he tocado con mis manos de niña
y en tus heridas sólo he puesto sal,
salitre de mi alma corrompida
que sufre al verte desolada.

Tu sed se apaga en mis manos,
en las cuencas de mis ojos marchitos,
tristes por ti para siempre,
mientras poco a poco te pierdo.

Lo intento, te tiendo mis dedos sutiles
como queriendo amarrarte del meñique
pero resbalas incansablemente
perdiéndote en mi mente soñolienta.

Qué puedo hacer si tus ojos
son puros océanos de lluvia gris,
si al sacudirte se vacían
frente a mis costas rocosas.

Qué puedo hacer si tras tus pasos
sólo la muerte adorna el sendero,
si te apagas al tenerme cerca
si sólo soy para ti una grácil
plaga humana que te acecha.

Tu fin poco a poco se acerca,
gracias a mí, sólo el dolor,
la fatiga y el cansancio
te acompañan en el camino.

Tus bocas de fuego piden clemencia
pero sigo poniendo sal
en las heridas de tu pecho
esperando a que brote toda tu esencia.

Ya ni lloras por el frío,
ni el calor ya te aterra,
 tus grandes pulmones se hunden
mientras tu aliento desgastado
se escucha cada vez más vacío,
más pequeño, más lejano.

miércoles, 25 de abril de 2012

La niña y el viento.

Callad niña, no sufráis por el viento,
se ha ido corre que corre,
hacia otros derroteros,
ha buscando donde apoyarse
y poder dormir en silencio.

Callad, callad, porque sino,
se abruma y tendrá miedo.
Miedo de la noche
en la que reina el mochuelo
y canta la chicharra,
el lagarto llora en silencio.

-Noche, anda dime,
¿de qué tiene miedo?-
-De tus ojos de niña,
de tu risa y de tu pelo,
de tu callada boca
de tu frío pensamiento.-

-Yo lo quiero noche,
me gusta si enreda mi pelo,
juega con mis ojos,
arranca sonrisas cual ladronzuelo
me acaricia los labios
me besa tan tierno.
Y dime noche,
¿por qué de mi corre el viento?-

-El viento corre,
porque tú eres fuego,
y él corazón tan frío,
como el mismo hielo.-

lunes, 23 de abril de 2012

Azul

A veces pinto de azul,
el cielo tras mi ventana,
cuando hay tormenta tan gris
que rompe las madrugadas.
Imagino sonrisas en labios
que son secas fontanas
e intento mirar a la luz
que deslumbra cruel mi cara.

A veces sueño despierta
y al despertar de mañana,
rodean mi alma desnuda
sombrías ropas de escarcha
provocando tal frío en mi vida
que sus tristes harapos engañan.

Y el azul del cielo gris
se rompe tras la ventana,
los labios rojos se quiebran
al besar la madrugada
mientras recorro unos ojos sinceros
su dulce luz me regalan.

Golondrina de flores.

Mi golondrina corpórea,
un día se enamoró
y pasó de contemplar
cielo a mirar una flor.

Aquella rosa rojiza
también enferma de amor,
deseaba flotar en nubes
junto a su gran ilusión.

Mi golondrina tan libre,
toda ella carne y calor
se enamoró de un ser frío
con espinas y almidón.

Desde los alambres mira
a su quieta inmóvil flor
y a la par que sube savia,
late fuerte el corazón.

Un día claro la osada,
sobre su flor se posó,
mientras la rosa rojiza
miraba con sangre el sol.

-¿Qué escondes tras tus espinas,
que irradia tanto dolor?-
pregunta el pobre pájaro
a su quieta inmóvil flor.

-¡Vuela tan alto mi vida!-
,grita la flor sin perdón,
-pues mis espinas matan
y he herido tu corazón-.

La golondrina de bruces
junto a los pies de su amor
cae despacio tan sola,
al lado de un gran terrón.

De alimento de mil flores,
sirve ahora esta ilusión,
porque golondrina y rosa
se unen con cuerpo de flor.

viernes, 20 de abril de 2012

Muerte en la plazuela.


Sobre la noche dorada
brilla la luna lunera,
mientras espadas desenvainan
su coraje en la plazuela.

Destellos de luz y de sangre
manchan las negras aceras,
gritos de voces calladas
lanzaban las mozuelas.

Sobre la noche dorada
esperan pacientes las estrellas
apagarse una a una
tras las nubes espesas.

¡Qué dolor se huele en el aire!
¡Qué tristeza en la plazuela!
cómo rezuma el salitre
apagado de la alberca.

La sangre negra que corre,
que corre tan espesa,
camino abajo camina,
a lo largo de la dehesa,
pintando de rojo los lirios
llenándolo todo de pena.

Dos muchachos yacen muertos
mientras el reloj las doce espera
en la plaza de los soles
justo al lado de la alberca.

Sus navajas de gitano
roban luz a las estrellas
mientras las limpian con un paño
dos de las mozuelas.

¡Qué silencio, qué dolor, qué pena!
Dos ojos se han cerrado,
al salir la luna llena.

jueves, 19 de abril de 2012

La flor y mi corazón.



En mi corazón eterno
ha nacido una flor clara,
se regocija graciosa
mientras sus espinas clava
bebe de mi sangre tibia
y torna gris la mirada
mientras contempla el daño
que causan sus puñaladas.

La flor de mi corazón
no tiene bonitas alas
por eso está siempre cerca
regalándole palabras,
no le abandona de noche.
tampoco con la mañana,
es siempre fiel a mi vida
a mi vida y mis andadas.

Mi corazón y su flor
juegan tanto que se engañan,
buscan ambos ser tan libres,
pero sus cadenas atan.

Sufre mi corazón justo
quisiera tornarse en hada,
liberarse sus cadenas
dejar libertad a su alma.

La flor oprime y oprime
la sangre está tan salada,
mi corazón tan cansado,
la vida tan apurada.

miércoles, 18 de abril de 2012

Gotas de Luz...



Transparente goteo de agua fría
te deslizas tardío por la sierra
resbalando ligero hacia la tierra
las has colmado de vida y melodía.

Azulada reguera de alegría,
un cantar luminoso a ti se aferra
clavándote rayos al son de guerra
despierta el corazón que en ti dormía.

Danzante y juguetona marinera
salpicas de rocío nacarado,
verdes briznas ligeras y brillantes,
llenando de hermosura y primavera
cada viejo rincón desconsolado
cual soplos de luz leves y constantes.

martes, 17 de abril de 2012

Generación Siete Siete...


Juntos fueron,
nuestros primeros pasos,
con ojos de niños
y tiernas manos,
las primeras risas,
los años novatos.

Juntos fueron,
los primeros llantos,
los raspones de rodilla
algunos malos ratos,
las palabras altas
los momentos pasados


Y miro hoy mis manos
y sobre la piel antes tersa,
surcos marcan los años.
Y al mirarme en otros ojos,
algo de mí, veo reflejado.

Porque cada uno
con su cada paso,
un algo del otro
en sí ha conservado.
Una risa, una palabra,
un gesto o tal vez un llanto.

Y al vernos de nuevo,
todo ha aflorado.
Las tardes de colegio,
los días nublados,
las excursiones al cortijo,
los juegos en el patio,
los baños en la acequia,
los bailes, los trabajos,
las horas, los momentos,
que juntos gastamos,
y muchas otras cosas,
que quizá olvidamos.

Miro dentro de mí
y sobre los días pasados,
veo que cada uno de vosotros
dejó en mi mente algo
y que soy cuanto soy
porque en mi camino habéis estado,
aunque haya sido sólo un tiempo,
ese tiempo me ha marcado.

Pasarán muchos años
pero al volver a encontrarnos,
somos lo que somos,
porque en la vida juntos caminamos.

Con vosotros aprendí,
lo bueno y lo malo,
todo aquello que era dulce
y también todo lo amargo.
Aprendí a ser persona,
comencé a dar mis pasos,
esos que más tarde,
me servirían de algo,
y muchas de esas cosas,
las aprendimos jugando.

Gracias por estar ahí,
con lo vivido y lo dejado
con los días felices
y los días más malos
y gracias sobre todo, 
por volver a encontrarnos.

Tan solo yo te reto...



Tan solo es una voz
que susurra en sus adentros,
se pierde, me ignora, se va,
corre y juega en el arroyuelo.

Estática y líquida está el agua,
transparente junto a mis pensamientos,
cristalina, fresca y clara
refleja sentimientos sinceros.

Tan solo es una broma,
con ojos ladronzuelos,
la que ha robado la confianza
que guardaban mis adentros.

Son palabras tristes lejanas,
conocen todos mis celos
los que arrancan mi garganta
y corren tras el eco.

Tan solo es un susurro
me dice ya no te quiero,
pero cada noche, cada día,
tan solo en ti yo pienso.

lunes, 16 de abril de 2012

Eco

Eco que atormenta mis días,
dime cuándo dejaré yo de escucharte,
de reclamar aquello que buscas,
y vivir lo mismo que antes.

Tu voz en la noche me pide
sonetos, canciones, brebajes,
acude a mi mente tu rostro,
te olvido, te noto, te miro,
casi no quiero verte,
encuentro vacío.

Vete, vete lejos con otra gente,
yo ya no te siento, no sé si he vivido,
no me busques que casi ya no te quiero.

sábado, 14 de abril de 2012

Fémina Callada

Oh tú, fémina callada,
silenciosa y voraz fiera
que te apartas del camino.
Quién como tú bien pudiera,
dar ese salto tan lánguido,
pasar el umbral de tela
que separa esta vida,
de la muerte de cera
y así poder ver de nuevo
con su genio de guerrera
a mi madre sonriente,
salir como la primavera
y cogerme entre sus manos
y perderme en su entereza,
escuchando a su corazón,
latir de tan gran manera.

viernes, 13 de abril de 2012

Basta tu presencia...



Sonidos que arrugan mis ojos,
la luz consumida de una vela que me ciega.
No es tu mirada, la que me hace no ver.
Eres tú, que sin tocarme, me tocas,
que sin hablarme, te escucho.
Porque bastan tus ojos
para calmar mi soledad,
basta tu presencia,
para sentirme entera.
Entonces soy feliz,
feliz de tenerte tan cerca.

miércoles, 11 de abril de 2012

Yo a ti, como tú a mi.



Son a mis manos tus manos,
como la lluvia a la tierra.
Son a mis ojos tus ojos,
como la luz a una vela.
Es a mi boca tu boca,
como el rojo a una fresa.
Es a mi vida tu vida,
como la playa  a la arena.

martes, 10 de abril de 2012

Granada...paseo de los tristes.

Por el paseo de los tristes,
mi tristeza paseaba,
pensando que por allí,
cerca de ti me encontraba.

Mientras caía la tarde,
el sol bañaba la Alhambra,
sus rayos tan penetrantes
calentaban toda Granada.

Mi corazón pensamiento,
copa de Sierra Nevada
encontrábase en tus ojos
sin decir una palabra.

Recorrí miles de calles,
escuchando las miradas,
creí que me llevarían,
al calor de tu mañana.

Caía lenta la tarde
en la ciudad de la Alhambra
no vi tus ojos, tu frente,
yo no escuché tus palabras.

Regresé a casa ya tarde
con el corazón y la cara,
congelados por el frío
que tu ausencia provocaba.

Al caer sobre mi lecho
noté calor en mi espalda
cerré fuerte mis ojos,
imaginé me abrazabas.

Mi corazón sintió frío
pero mi cara quemaba,
la calentaba la luna
mientras enfriaba mi alma.

La noche me visita
y con ella tú me llamas
entre sueños, pensamientos,
tu voz tenue esperanza,
prende fuego al corazón
que hace tiempo no se abrasa.

Mordiscos de serpiente...


Cual mordiscos de serpiente,
tu boca muerde mi boca,
latía mi corazón
pensando que estaba sola.

Cabeza, corazón y sed,
brota el jugo de las rocas
torpes palabras sórdidas
escondidas tras las sombras.

Tu boca, mi boca, el silencio
viene el mar con sus olas
de amor, caricias y risas
de otoño cargados de hojas.

Jugamos al escondite y
por cada beso una rosa
y tu boca y mi boca mordían
serpientes detrás de las rocas.

Los sueños antes palabras,
sólo son hechos ahora
y entre tu boca y la mía
un campo de amapolas.

El viento capitán y dueño
peinaba sus tiernas corolas
reíase perplejo pensando
en su rojo color de amapola.

La luna tu boca miraba,
al tiempo que estaba celosa,
-quién pudiera dar ese beso
entre espuma, rocas y amapolas.-

El sol escuchaba su canto,
su clara voz de amazona;
-¡Ay quién pudiera tener
a mi luna entre las olas,
darle un beso de serpiente
escondidos tras las sombras.-

En la calle les cantaban,
canciones de cuna las mozas,
el sol y la luna no pueden,
unir poco a poco sus bocas.

De pena en el ancho mar,
secan el agua las esponjas,
el sol y la luna callados
juegan al escondite entre olas.

Cual mordiscos de serpiente,
tu boca bebe en mi boca
mientras el corazón renace,
al ver que no estaba sola.

domingo, 8 de abril de 2012

Tan Cerca...

Una luz que brota,
que brota y después se apaga,
cuando no estás,
cuando no quedan ganas,
de seguir fingiendo
de escuchar palabras.

Sentirte muy cerca,
un día de mañana,
latiendo mi corazón,
viviendo feliz mi alma,
erizárseme el pelo
y sonrojárseme la cara,
como asciende la sangre
inundando mi garganta,
ahogándome en silencio
lento que me atrapa,
contemplando tu rostro
viendo tu límpida cara.

Es esta sed que yo tengo,
que me provoca tu falta,
que me empaña el aliento,
que no sacia ya el agua,
culpable de una tristeza,
que me sume y me atrapa.

Si sentir tú pudieras,
un corazón que desgarra,
colmarías con besos,
la sed que me apaga.


Tu

Callada boca por la que
en versos braman los dioses.
Dulce, sencillo
como una flor seca,
tan simple como un chiquillo.

Inocente, distraído,
tan cerca y tan perdido.
Ternura, cariño
los ojos repletos de brillo.

Relax, paciencia,
sabor de verso humedecido,
salado como sudor
que arrastra cuanto piso.
Cometa transparente,
pálido, tierno, liso.

viernes, 6 de abril de 2012

Arrullo de Chiquillo

Yo puedo sentirlo cerca
como arrullo de chiquillo,
acariciarme la mano
susurrarme al oído,
me cuenta mil historias,
de amores perecidos,
en oscuros lamentos,
en oscuros olvidos.

Yo puedo escuchar palabras,
palabras de buen sonido,
porque salen de su boca
y me ayudan a sentirlo,
cálido como la piel
tan bueno y bien querido.

Si mi corazón te hiere
perdóname buen amigo,
pues no sé lo que quiero
ni en qué país me he perdido,
ni donde mis ojos miran,
ni hacia donde camino.

Eso que irradian tus ojos


Eso que irradian tus ojos,
     luz triste, fugaz y oscura,
es de un alma muy tranquila,
que está serena y madura,
que se ha escondido en sombras,
para no perder ternura.

Eso que irradian tus manos
lleno de paz y hermosura,
tranquiliza mi espíritu
y paz dulce le procura,
a este corazón anidado
lleno de amor y bravura.
Tú eres mi alma de poeta y yo tan solo una mano que piensa, se mueve y tiembla.

Flapping Purple Butterfly