miércoles, 1 de mayo de 2013

El mejor momento...



Me vestí con tu abrazo,
y al abrigo cálido
de esas manos flexibles,
me mecí como un junco,
acariciado por el viento.

En mis idas y venidas,
embriagada por la risa,
sentí la alegría del sol
de tus ardientes miradas.

Colmada de la paz blanca,
del silencio creciente y continuo,
de la seguridad del ahora
susurrado en murmullos de agua...
me fui quedando dormida
al ocaso del día.

Al abrigo de tu abrazo,
llegó el mejor momento del día.
Flapping Purple Butterfly