jueves, 3 de abril de 2014

Llueve


El paso lento de los segundos me recuerda que aún no estás.
Las nubes grises cuelgan sus gotas de la punta de sus dedos.
Se prepara la tormenta entre sol y sombra pero yo...
yo sólo veo tu ausencia.

El brillo lejano de tus ojos y...
mis manos apagadas que ansían alcanzarlo.

Sobre los tejados resbala la tarde,
se apaga poco a poco,
quizá nunca estuvo encendida del todo.

Entonces el eco de tu voz, que llega desde la distancia
confundido por mí con un trueno.
Llueve...

1 comentario:

Tus palabras son la sangre que corre por las venas de este blog. Así que dale vida.

Flapping Purple Butterfly